Skip to content

¡Abonar salarios de tramitación en caso de despido nulo es obligatorio!

Index

    En el ámbito laboral, el despido es una situación que puede generar muchas dudas y preocupaciones para los trabajadores. En ocasiones, el despido puede ser declarado nulo o improcedente, lo que implica diferentes consecuencias para ambas partes. En este artículo, nos centraremos en el caso de los despidos declarados nulos y la obligación de abonar los salarios de tramitación.

    ¿Qué significa que un despido sea declarado nulo?

    Cuando un despido es declarado nulo, significa que se considera que ha existido una vulneración de los derechos fundamentales del trabajador o que se ha producido una discriminación prohibida por ley. En este caso, la consecuencia principal es la obligación de readmitir al trabajador en su puesto de trabajo, así como el abono de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta la notificación de la sentencia.

    ¿Qué son los salarios de tramitación?

    Los salarios de tramitación son la cantidad económica que el empleador debe abonar al trabajador en caso de que el despido sea declarado nulo. Estos salarios corresponden al período comprendido entre la fecha del despido y la notificación de la sentencia que declara la nulidad del despido. Es importante destacar que estos salarios deben ser abonados aunque el trabajador no haya estado prestando servicios durante ese período.

    Obligación de abonar los salarios de tramitación en caso de despido nulo

    Según la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social (LRJS) y el Estatuto de los Trabajadores (LET), en el caso de que un despido sea declarado nulo y la empresa opte por la readmisión del trabajador, está obligada a abonar los salarios de tramitación desde la fecha del despido hasta la efectiva readmisión del trabajador. Esto se debe a la aplicación de los artículos 110 de la LRJS y 56 del LET.

    ¿Qué sucede si la empresa no abona los salarios de tramitación?

    En caso de que la empresa no abone los salarios de tramitación en el plazo establecido, el trabajador puede iniciar las acciones legales correspondientes para reclamar el pago de esta cantidad. Es importante tener en cuenta que el trabajador tiene derecho a recibir estos salarios, ya que corresponden al período en el que estuvo injustamente despedido y no pudo percibir su salario.

    Conclusiones

    En resumen, cuando un despido es declarado nulo, la empresa tiene la obligación de readmitir al trabajador y abonar los salarios de tramitación correspondientes. Estos salarios son una compensación económica por el período en el que el trabajador estuvo injustamente despedido. Si la empresa no cumple con esta obligación, el trabajador tiene derecho a reclamar el pago de los salarios de tramitación. ¡No permitas que te vulneren tus derechos laborales!

    Si quieres saber más sobre las causas y consecuencias del despido nulo, así como tus opciones si te despiden injustamente, te invitamos a visitar los siguientes enlaces: