Skip to content

¡Descubre los mejores trucos para limpiar tus azulejos de baño de forma eficiente!

Index

    Los azulejos del baño son una de las tareas más tediosas del hogar, pero es importante realizar esta limpieza de forma frecuente para mantener el baño fresco, libre de moho y con un aspecto limpio. Debido al tránsito de personas, los azulejos tienden a ensuciarse y acumular humedad, lo que favorece la aparición de moho. En este artículo te enseñaremos algunos consejos para limpiar de forma rápida y eficiente los azulejos del baño.

    Productos necesarios para la limpieza

    • Cubo de agua caliente
    • Amoniaco
    • Vinagre
    • Un estropajo o bayeta
    • Trapo seco

    Método para mantener los azulejos del baño limpios

    Si quieres tener un baño limpio, es importante realizar un mantenimiento diario para evitar la aparición de moho y suciedad. Para ello, puedes echar en un cubo de agua caliente unas cucharadas de amoniaco, mojar un estropajo o bayeta de microfibra y desinfectar la zona frotando los azulejos. Por último, limpia con un trapo seco para evitar que se forme moho. También, para mantener los azulejos brillantes a lo largo del tiempo, puedes rociar una solución de vinagre en una proporción de 1:1 cada 2 o 3 semanas, notarás la diferencia cada vez que limpies.

    Cómo limpiar los azulejos del baño con amoniaco

    Primero, deberemos quitar la grasa de los azulejos del baño. Seguramente pienses que la grasa se acumula en el baño debido al uso de productos corporales como jabones o geles de cuerpo que se depositan en los azulejos. Un litro de agua con 2 cucharadas de amoniaco deberían bastar para limpiar el baño. Si prefieres, también puedes comprar un desengrasante de forma económica. Una vez desengrasados los azulejos, debemos quitarles la cal. Utiliza una esponja mojada en una solución de un litro de agua fría con unos vasos de vinagre para quitar la cal de los azulejos, deja que seque durante unos minutos y pasa un trapo seco.

    Limpiar los azulejos del baño con lejía

    El método es parecido al anterior, en principio, mezcla un litro de agua con unas cucharadas de amoniaco para quitar la grasa de las paredes. Aplica la mezcla en los azulejos y seca con un trapo limpio y seco. Para desengrasar la zona, mezcla un cuarto de litro de lejía con un litro de agua fría, esta mezcla ayuda a prevenir que los hongos y bacterias se depositen en las juntas de los azulejos. Aplica la mezcla con una esponja y seca con un trapo limpio. Recuerda utilizar guantes y gafas de protección al limpiar para evitar dañarte los ojos. Para prevenir las humedades, mantén el cuarto de baño ventilado utilizando extractores de aire o abriendo las ventanas durante la ducha.

    El baño es uno de los lugares donde las bacterias se acumulan. Por esto, es recomendable realizar una limpieza de los azulejos del baño y hacer de esta tarea una rutina semanal para mantener el baño limpio y eficiente. Además, se recomienda realizar una limpieza anual a fondo con la ayuda de profesionales. Si quieres tener un hogar impecable, calcula el precio de una limpieza a fondo con nuestro calculador online.

    ¡No te pierdas estos otros artículos relacionados!