Skip to content

Descubre tus derechos en la excedencia laboral voluntaria

Index

    La excedencia laboral es una situación en la que el trabajador se encuentra fuera de su puesto de trabajo, ya sea de forma forzosa o voluntaria. En este artículo nos centraremos en la excedencia voluntaria y en los derechos que tienen los trabajadores en esta situación.

    Excedencia forzosa vs excedencia voluntaria

    La principal diferencia entre la excedencia forzosa y la excedencia voluntaria radica en el motivo que la origina. Mientras que la excedencia forzosa se produce por el ejercicio de determinados cargos públicos, funciones sindicales o cumplimiento de deberes públicos, la excedencia voluntaria es solicitada por el propio trabajador por motivos personales o profesionales.

    Situaciones de excedencia forzosa

    Las situaciones que dan lugar a una excedencia forzosa son:

    1. Ejercicio de un cargo público al amparo de lo establecido en el artículo 45.1 k y el artículo 46.1 y 48.3 del Estatuto de los Trabajadores (ET).
    2. Ejercicio de funciones sindicales al amparo de lo establecido en los artículos 46.4 y 48.3 del ET y el artículo 9.1 de la Ley Orgánica de Libertad Sindical (LOLS).
    3. Cumplimiento de un deber público al amparo de lo establecido en los artículos 37.3 d, 46.1 y 48.3 del ET.

    La duración de la excedencia forzosa está determinada por el tiempo que dure el cargo público o sindical que se desempeñe. En algunos casos, si el trabajador encadena de forma sucesiva el desempeño de diversos cargos públicos o sindicales, se puede prorrogar la situación de excedencia. También puede finalizar anticipadamente si el trabajador decide renunciar a la excedencia a pesar de seguir desempeñando funciones públicas.

    Efectos de la excedencia forzosa

    Los efectos de la excedencia forzosa son los siguientes:

    1. Se computa la antigüedad correspondiente al período en el que el trabajador permanezca en situación de excedencia.
    2. Se tiene derecho a la reserva del puesto de trabajo, lo que implica que el trabajador puede reincorporarse inmediatamente sin necesidad de esperar a que exista una vacante en la empresa.
    3. La reincorporación se puede solicitar a partir del cese en el cargo, y en caso de solicitar la readmisión fuera de plazo, se considerará una dimisión tácita por parte del trabajador. En caso de negativa del empresario a la readmisión, se considerará una decisión de despido.

    Situaciones de excedencia voluntaria

    Las situaciones que dan lugar a una excedencia voluntaria son:

    1. Excedencia por cuidado de hijos o familiares: Esta excedencia está prevista en el artículo 46.3 y el artículo 55.5 del ET y el artículo 237.2 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social (T.R.L.G.S.S.). Esta excedencia puede ser solicitada por cualquier trabajador, sin distinciones en función del tipo de contrato o la antigüedad en la empresa. En caso de que varios trabajadores de la misma empresa generen el derecho a esta excedencia, la empresa puede limitar su ejercicio simultáneo, siempre que existan razones fundadas y objetivas que lo justifiquen.

    2. Excedencia por cuidado de hijos: La duración máxima de esta excedencia es de 3 años, contados desde la fecha de nacimiento del hijo o la resolución judicial o administrativa en caso de adopción o acogimiento. Para poder acogerse a esta excedencia, es necesario que el trabajador tenga la necesidad de atender al cuidado del hijo y que lo comunique a la empresa con la antelación establecida.

    3. Excedencia por cuidado de familiares: Esta excedencia permite al trabajador atender al cuidado de familiares (cónyuge, pareja de hecho, hijos mayores de 3 años que precisen atención por accidente, enfermedad o discapacidad, y familiares hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, incluyendo al familiar consanguíneo de la pareja de hecho) por razones de edad, accidente, enfermedad o discapacidad. La duración de esta excedencia es superior a 2 años, establecida por negociación colectiva.

    Derechos en la excedencia voluntaria

    Durante todo el período de excedencia voluntaria, el trabajador tiene los siguientes derechos:

    1. Se considera cotización efectiva a efectos de determinadas prestaciones.
    2. Se computa a efectos de antigüedad.
    3. Se tiene derecho a asistir a cursos de formación profesional convocados por la empresa.

    Es importante tener en cuenta que el trabajador debe solicitar su reincorporación al finalizar la excedencia, respetando los plazos establecidos en el convenio colectivo o en su defecto, con una antelación determinada. En caso de no solicitar la reincorporación dentro de este plazo, se considerará una baja voluntaria.

    En conclusión, la excedencia laboral voluntaria es una opción que tienen los trabajadores para atender asuntos personales o profesionales. Durante esta situación, se mantienen ciertos derechos, como la reserva del puesto de trabajo y el derecho a la reincorporación. Si estás pensando en solicitar una excedencia voluntaria, es importante conocer tus derechos y las condiciones establecidas en tu convenio colectivo.

    Para más información sobre los derechos en la excedencia laboral voluntaria, puedes consultar los siguientes enlaces: