Skip to content

Descubre tus derechos en la excedencia voluntaria laboral

Index

    La excedencia voluntaria es una forma en la que un trabajador puede dejar su empleo de manera temporal y voluntaria. Este derecho proporciona al trabajador la prioridad de ser readmitido en la empresa si decide volver, lo que garantiza la seguridad del empleado en caso de querer regresar.

    Solicitar una excedencia voluntaria puede reducir los riesgos de estar en el mercado laboral en caso de que un proyecto fracase o haya una baja demanda de empleo. Las razones para pedir una excedencia voluntaria pueden ser diversas, desde la necesidad de reciclarse profesionalmente hasta emprender un negocio minimizando riesgos o simplemente para viajar o seguir estudiando.

    En este artículo vamos a analizar los derechos que tenemos al pedir una excedencia voluntaria y los posibles problemas que pueden aparecer. También responderemos a preguntas como ¿qué es una excedencia voluntaria?, ¿quién puede pedir una excedencia voluntaria?, ¿cómo se pide una excedencia voluntaria? y ¿cuál es la situación legal del trabajador durante la excedencia?

    ¿Qué es una excedencia voluntaria?

    Una excedencia voluntaria es la solicitud que hace un trabajador a su empresa para suspender su contrato de trabajo de manera voluntaria. Durante la excedencia, el trabajador no tiene la obligación de asistir al trabajo y la empresa no tiene la obligación de pagarle la nómina ni cotizar por él. Al ser voluntaria, el trabajador debe pedirla y dar un motivo, aunque no es necesario dar explicaciones detalladas a la empresa. Siempre es recomendable actuar de buena fe y pactar cláusulas en el caso de que existan, como por ejemplo una cláusula de competencia con otra empresa.

    Las excedencias voluntarias pueden extenderse desde 4 meses hasta 5 años, dependiendo de la legislación y el convenio colectivo aplicable.

    ¿Quién puede pedir una excedencia voluntaria?

    Para poder pedir una excedencia voluntaria, el trabajador debe llevar al menos 1 año en la empresa y no haber pedido una excedencia en los 4 años anteriores. La excedencia voluntaria es una decisión del trabajador y la empresa no está obligada a concederla. En caso de que la empresa la conceda, el trabajador no puede demandar a la empresa por no cumplir con su derecho, pero tampoco puede seguir trabajando en la empresa si esta resuelve su contrato.

    ¿Cómo se pide una excedencia voluntaria?

    Es aconsejable pedir una excedencia voluntaria por escrito a la empresa, indicando las fechas en las que se desea disfrutar de la excedencia. Aunque no es obligatorio dar un preaviso, es recomendable que la empresa tenga un plazo razonable para estudiar la petición y organizar su respuesta. Una vez recibida la petición, la empresa debe contestar por escrito aprobando o denegando la solicitud. En caso de que la empresa apruebe la solicitud, deberá liquidar al trabajador las vacaciones pendientes, pagas extras y cualquier otra cantidad que le corresponda.

    ¿Cuál es la situación legal del trabajador durante la excedencia?

    Durante la excedencia voluntaria, el trabajador puede ocuparse de lo que quiera, ya sea buscar otro empleo o emprender un proyecto propio. Al volver de la excedencia, el trabajador conserva su antigüedad en la empresa y tiene derecho a los mismos pluses e indemnizaciones por despido que tenía antes de la excedencia. Sin embargo, la antigüedad en la empresa se pierde durante la excedencia y se reactiva al momento de reingresar a la empresa. En caso de que el trabajador pierda su empleo durante la excedencia, podrá cobrar la prestación por desempleo.

    El derecho al reingreso

    La excedencia voluntaria incluye el derecho a la reserva del puesto de trabajo anterior. Esto significa que el trabajador tiene derecho a volver a la empresa en un puesto de trabajo similar o de la misma categoría. Sin embargo, este derecho puede ser acordado entre el trabajador y la empresa, o establecido en el convenio colectivo aplicable. En caso de que el trabajador solicite el reingreso antes de que termine la excedencia, la empresa está obligada a aceptarlo. Por el contrario, si la empresa solicita al trabajador que vuelva antes de que termine la excedencia, el trabajador puede impugnar el despido si considera que la petición no es válida.

    En resumen, la excedencia voluntaria es un derecho que permite a los trabajadores dejar temporalmente su empleo de manera voluntaria. Este derecho proporciona al trabajador la prioridad de ser readmitido en la empresa en caso de que decida volver. Sin embargo, es importante tener en cuenta los requisitos y procedimientos establecidos por la legislación y el convenio colectivo aplicable. Para más información sobre los derechos en la excedencia voluntaria laboral, puedes consultar este enlace.