Skip to content

El gotelé: un acabado de moda en el pasado

Index

    ¿Cuando estuvo de moda el gotelé?

    El gotelé fue muy común en los años 60 y 70, convirtiéndose en un acabado popular en las viviendas de la época. Sin embargo, con el paso de los años, este tipo de acabado se ha vuelto antiguo y desfasado, y muchas personas desean huir de él[^1^].

    ¿Quién introdujo el gotelé en España?

    El gotelé fue introducido en España por Benito Lopera Perrote[^2^]. Este personaje fue conocido por popularizar el uso del gotelé en las paredes españolas. Aunque el acabado de gotelé ha perdido popularidad en la actualidad, su influencia en la decoración interior de ese periodo es innegable.

    ¿Por qué se inventó el gotelé?

    La idea de tapar desperfectos en las paredes con gotelé surgió debido a la celeridad con la que se construían las viviendas en ciertas épocas[^3^]. La prisa por terminar las construcciones resultó en la presencia de desperfectos y desniveles en las paredes. Para cubrir estos problemas, alguien tuvo la brillante idea de utilizar el gotelé, que además de cubrir, servía como elemento decorativo para las paredes.

    ¿Qué color disimula mejor el gotelé?

    Cuando se trata de disimular el relieve del gotelé en una pared, los colores oscuros suelen ser una mejor opción que los claros[^4^]. El negro, en particular, absorbe la luz y ayuda a ocultar las irregularidades de la superficie, por lo que puede ser una buena opción para decorar una pared con gotelé.

    Si estás pensando en renovar tus paredes, es importante tener en cuenta la tendencia actual, y considerar otras alternativas al gotelé que puedan brindar un aspecto más moderno y actualizado a tu hogar.

    [^1^]: Para qué sirve el gotelé – Ecorenueva
    [^2^]: Benito Lopera Perrote introdujo el gotelé en España. 550 pesetas por …
    [^3^]: El origen del gotelé en las paredes de las casas españolas – Uppers
    [^4^]: 3 ideas para decorar una pared con gotelé – Lokoloko

    El gotelé: historia, aplicaciones y técnicas de eliminación

    ¿Qué es el gotelé Leroy Merlin?

    Leroy Merlin es una reconocida cadena de tiendas especializada en bricolaje, construcción y decoración. En su amplio catálogo de productos, encontramos diferentes opciones de pintura y revestimiento de paredes, incluyendo el conocido gotelé.

    El gotelé es un tipo de acabado decorativo que se caracteriza por la textura rugosa que deja en las paredes. Consiste en aplicar una capa de pasta o mezcla de yeso directamente sobre la superficie, dejando pequeñas gotas o grumos que se endurecen tras secarse.

    Gotelé en spray: una alternativa rápida y sencilla

    El gotelé en spray se ha convertido en una alternativa popular para aplicar este acabado en las paredes. Este método consiste en utilizar una máquina de proyección de pintura que rocía pequeñas partículas de gotelé sobre la superficie deseada. Su aplicación es más rápida y sencilla que la tradicional, lo que ha incrementado su demanda en los últimos años.

    El inventor del gotelé: historia y evolución

    El invento del gotelé se atribuye a un pintor y escultor llamado Ignacio Zuloaga, quien lo utilizó por primera vez a finales del siglo XIX. Originalmente, esta técnica fue desarrollada para disimular las imperfecciones en las paredes y proporcionar un acabado texturizado.

    Con el paso del tiempo, el gotelé se popularizó en España y se convirtió en un elemento característico de la decoración. Aunque en la actualidad ha perdido protagonismo frente a otros estilos más modernos, aún sigue presente en muchos hogares y es considerado un clásico en la historia de la decoración.

    Eliminando el gotelé: técnicas y recomendaciones

    Si deseas deshacerte del gotelé en tus paredes, existen diferentes técnicas que pueden ser aplicadas. En primer lugar, es importante evaluar el tipo de gotelé y las condiciones de la superficie antes de comenzar cualquier proceso de eliminación.

    Algunas opciones para quitar el gotelé incluyen el lijado, el uso de espátulas o incluso la aplicación de productos específicos para disolver la textura. Sin embargo, es fundamental tener en cuenta que este proceso puede ser laborioso y requerir tiempo y paciencia.

    Si no te sientes seguro en tu habilidad para eliminar el gotelé por ti mismo, siempre puedes recurrir a profesionales en el área de la pintura y decoración, quienes te brindarán un servicio especializado y garantizarán un acabado óptimo.

    ¿Gotelé o estucado? Conoce las diferencias

    A menudo, se establece una comparación entre el gotelé y el estucado, otro acabado con características similares. Sin embargo, existen diferencias significativas entre ambos.

    El estucado se compone de una pasta más fina y se aplica de manera uniforme sobre la superficie, logrando un acabado liso y suave. En contraste, el gotelé se distingue por su textura rugosa y la presencia de pequeños grumos o gotas. La elección entre gotelé y estucado dependerá del gusto personal y el estilo que se desee lograr en la decoración.

    ¿Cómo se hace el gotelé?

    La aplicación del gotelé requiere de cierta destreza y técnica. Para realizarlo, se prepara una mezcla de yeso, agua y otros aditivos para obtener la textura adecuada. Luego, se aplica la pasta sobre la pared utilizando diferentes herramientas, como brochas o rodillos especiales, creando así la rugosidad característica del gotelé.

    Es importante tener en cuenta que la aplicación del gotelé requiere de experiencia y habilidad, por lo que es recomendable contar con la ayuda de un profesional si no tienes experiencia previa en este tipo de técnicas decorativas.

    La historia del gotelé en España

    En España, el gotelé se popularizó especialmente en la década de 1970 y se convirtió en un elemento habitual en la decoración de hogares y locales comerciales. Durante muchos años, esta técnica fue considerada una opción práctica y económica para disimular imperfecciones en las paredes.

    Sin embargo, con la evolución de las tendencias en decoración, el gotelé ha ido perdiendo popularidad y cada vez más personas optan por acabados más lisos y minimalistas. Aun así, el gotelé sigue siendo parte del patrimonio decorativo de España y se conserva en muchos hogares como un recuerdo de épocas pasadas.