Skip to content

¡Elimina la suciedad acumulada en las juntas de tus azulejos con estos remedios caseros!

Index

    Las juntas de los azulejos del baño suelen estar rellenas de pasta de color blanco. Sin embargo, con el paso del tiempo, se van desgastando y acumulando humedad, polvo, grasa y otras sustancias que quedan acumuladas.

    Afortunadamente, existen soluciones caseras que, a diferencia de los productos comerciales, no contienen químicos agresivos para el ambiente y la salud. En este artículo, te compartiremos los mejores remedios para que puedas recuperar el aspecto limpio de tus juntas sin gastar de más. ¡Toma nota!

    Las juntas de los azulejos y su problema de suciedad

    Las juntas de los azulejos son pequeños poros que, con el tiempo, van poniéndose negros debido al crecimiento de moho, bacterias y otros microorganismos. Además, estos microorganismos proliferan con facilidad en este ambiente. Este problema no solo hace que los espacios luzcan poco higiénicos, sino que también incrementa el riesgo de reacciones alérgicas. Por eso, es primordial limpiar las juntas de forma regular y utilizar productos especiales que faciliten la eliminación de estas incómodas manchas.

    Soluciones para limpiar las juntas de los azulejos

    Bicarbonato de sodio

    El bicarbonato de sodio es uno de los productos más utilizados en la limpieza ecológica de espacios en el hogar. Sus propiedades quitan la mugre adherida a los azulejos y neutralizan la acción de las bacterias, según afirma un estudio de la Asociación Dental Americana.

    Ingredientes:

    • ½ taza de bicarbonato de sodio (100 g)
    • Agua caliente (la necesaria)
    • 1 cepillo

    ¿Qué debes hacer?

    1. Para empezar, humedece el bicarbonato de sodio para obtener una pasta espesa.
    2. Frótala sobre las juntas de los azulejos con ayuda de un cepillo.
    3. Por último, déjalo actuar durante 30 minutos y, con un paño suave, remueve la solución.

    Si quieres conocer más trucos para la limpieza de tus azulejos, puedes visitar este enlace.

    Agua oxigenada

    El agua oxigenada, conocida como un clásico desinfectante de heridas, es un excelente producto para eliminar el moho, la acumulación de polvo y desinfectar las juntas de los azulejos, según afirma un estudio del Hospital Clínico Mutual Seguridad (Chile). Estos microorganismos suelen acumularse en los pequeños espacios que se unen a los azulejos.

    Ingredientes:

    • ½ taza de agua oxigenada (125 ml)
    • 1 cepillo

    ¿Qué debes hacer?

    1. En primer lugar, rocía el agua oxigenada en las áreas que desees limpiar.
    2. A continuación, frótala con un cepillo para facilitar la eliminación de la mugre.
    3. Después, déjalo actuar durante 20 minutos y enjuaga con agua y jabón.

    Si quieres descubrir más consejos para mantener tus azulejos impecables, puedes visitar este enlace.

    Vinagre blanco

    El vinagre blanco es un producto multiusos que durante años se ha utilizado como limpiador natural. Aunque existen muchas aplicaciones en el hogar, ha vuelto a ganar fama como alternativa ecológica para la limpieza, según afirma un estudio de la Universidad Harvard (Estados Unidos). Sus cualidades antifúngicas y antibacterianas lo convierten en un excelente removedor de moho en las paredes y ranuras de los azulejos. Además, neutraliza el olor a humedad y deja una sensación de frescura en el ambiente.

    Ingredientes:

    • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)
    • ¼ taza de agua tibia (62 ml)
    • 1 botella spray

    ¿Qué debes hacer?

    1. Para empezar, combina el vinagre blanco con el agua tibia y viértelo en una botella spray.
    2. A continuación, rocía la solución sobre las juntas de los azulejos, déjala actuar durante 10 minutos y frótala con una esponja o cepillo.
    3. Por último, si hay alguna mancha negra difícil de quitar, aplícale vinagre puro para diluirlo. Enjuaga con agua tibia y seca con un paño.

    Si quieres conocer más consejos para limpiar tus azulejos, puedes visitar este enlace.

    Bicarbonato de sodio, jabón líquido y vinagre blanco

    La combinación de bicarbonato de sodio, jabón líquido y vinagre blanco ofrece una solución eficaz para las manchas difíciles en las juntas y superficies de los azulejos. Este remedio elimina por completo el moho y crea una barrera protectora para evitar que los hongos crezcan en ambientes húmedos.

    Ingredientes:

    • ½ taza de bicarbonato de sodio (100 g)
    • 1 cucharadita de jabón líquido ecológico (5 ml)
    • ¼ taza de agua oxigenada (62 ml)
    • 1 cepillo

    ¿Qué debes hacer?

    1. Para empezar, pon el bicarbonato de sodio en un cuenco y mézclalo con el jabón líquido y el agua oxigenada.
    2. A continuación, rocía el producto sobre los azulejos y déjalo actuar durante 10 minutos.
    3. Por último, frota enérgicamente con un cepillo, enjuaga y seca.

    Si quieres descubrir más secretos para mantener tus azulejos impecables, puedes visitar este enlace.

    Agua con lejía

    El agua con lejía, o lavandina, es uno de los mejores productos para limpiar, blanquear y desinfectar al mismo tiempo. Sin embargo, es importante destacar que es una opción más agresiva que las anteriores. Aun así, es una de las mejores soluciones para quitar el moho y las manchas en las ranuras de los azulejos.

    Ingredientes:

    • ½ litro de agua tibia
    • 3 cucharadas de lejía (30 ml)
    • 1 cepillo

    ¿Qué debes hacer?

    1. En primer lugar, diluye la lejía en medio litro de agua tibia y aplícala sobre las juntas de los azulejos con una esponja o rociador.
    2. A continuación, déjala actuar durante 5 minutos, frótala con un cepillo y enjuaga.

    Si quieres conocer más consejos para limpiar tus azulejos de baño y cocina, puedes visitar este enlace.

    Vinagre de manzana

    Por último, el vinagre de sidra de manzana, conocido por sus aplicaciones culinarias y medicinales, también es una alternativa para la limpieza gracias a sus propiedades antimicrobianas, según afirma un estudio de la Universidad Middlesex (Reino Unido). Además, es económico y natural. ¡Pruébalo y verás su eficacia!

    Ingredientes:

    • ½ taza de vinagre de manzana (125 ml)
    • ½ taza de agua (125 ml)
    • 1 cepillo

    ¿Qué debes hacer?

    1. Para empezar, diluye el vinagre de manzana en el agua y aplícalo sobre las juntas con un cepillo.
    2. A continuación, espera a que actúe durante 5 minutos y limpia con un paño sumergido en agua caliente.

    Si quieres descubrir más trucos para limpiar tus azulejos, puedes visitar este enlace.

    ¡Listo para empezar! Con estos sencillos trucos de limpieza, tus azulejos y sus juntas lucirán impecables.

    Te interesaría leer más sobre el tema? Puedes visitar estos enlaces: