Skip to content

Experiencia en reformas y remodelaciones de casa: ¿Cómo limpiar los azulejos?

Index

    Cuando llevamos a cabo reformas o remodelaciones en nuestra casa, es común que nos encontremos con la tarea de cortar cerámica y colocarla. Aunque intentemos hacerlo nosotros mismos, siempre quedarán restos de obra, polvo y suciedad en los azulejos del baño. ¿Cómo podemos limpiarlos de manera efectiva?

    La importancia de contratar a un profesional

    Es importante tener en cuenta que, si no contamos con la experiencia y habilidad necesaria, es mejor contratar a un profesional para cortar la cerámica y colocarla correctamente. De esta manera, evitaremos dañar los azulejos y nos aseguraremos de que queden perfectamente instalados.

    ¿Cómo limpiar los azulejos?

    Una vez que la obra ha terminado y nos encontramos con restos de escombros y polvo en la superficie que queremos limpiar, es importante tomar medidas para eliminarlos de manera eficiente. Lo ideal es abrir las ventanas de la zona a limpiar para que se ventile y el polvo pueda salir fácilmente.

    Además, es necesario contar con los materiales de protección adecuados, como guantes, mascarillas, gafas protectoras y una gorra, para evitar el contacto máximo con el polvo que queda después de la reforma. Estar preparados para limpiar los azulejos del baño es fundamental.

    Pasos para limpiar los azulejos del baño

    1. En primer lugar, necesitaremos un cubo o cubeta de plástico con agua tibia y jabón neutro, un mocho, trapos y agua limpia.
    2. Realizamos una limpieza superficial para quitar el polvo que ha quedado en los azulejos del baño, empezando desde la punta y terminando en la otra, evitando pisar lo que ya hemos limpiado. Si tenemos una aspiradora potente, este paso se volverá más sencillo, ya que podremos pasar la aspiradora y saltarnos este punto de forma rápida.
    3. Antes de proceder a limpiar los azulejos del baño, es importante identificar qué tipo de suciedad tenemos. ¿Es la suciedad habitual que se genera durante la obra? ¿Son restos de mortero o junta que no se han limpiado correctamente? Dependiendo del tipo de suciedad, utilizaremos diferentes métodos de limpieza.
    4. Si se trata de suciedad habitual, bastará con utilizar agua tibia y jabón neutro, como solemos hacer en la limpieza habitual de la cocina o el baño. Sin embargo, si la suciedad está producida por restos de mortero o junta (ya sea cementoso o Epoxy), necesitaremos la ayuda de un producto específico para eliminarla por completo.
    5. Es importante cambiar el agua constantemente durante la limpieza, para evitar que los restos de Epoxy se vuelvan a depositar en los azulejos del baño. También podemos utilizar diferentes productos de limpieza, como mochos, estropajos suaves o trapos, según nuestras preferencias y necesidades. En el mercado existen cubetas limpiadoras, esponjas y estropajos profesionales que pueden facilitar la tarea, aunque no es necesario hacer un gasto excesivo en estos productos.
    6. Es importante no dejarse llevar por leyendas urbanas sobre la limpieza de los azulejos del baño, como el uso de salfumán, bicarbonato o lejía. Estos materiales pueden dañar la superficie de los azulejos y deteriorarlos rápidamente. Lo mejor es utilizar agua tibia, jabón neutro o un producto especializado para suciedad resistente.
    7. Si encontramos "pegotes" de material de agarre en las juntas de los azulejos del baño, podemos ayudarnos de una rasqueta o un cepillo suave para retirarlos. Es probable que tengamos que dejar que el resto se reblandezca antes de limpiarlo por completo.
    8. Es importante tener cuidado al utilizar productos específicos para retirar los restos de obra de los azulejos del baño, ya que los gases que se generan durante la limpieza pueden dañar los grifos, las mamparas u otros materiales metálicos que tengamos en la estancia. Para evitar la corrosión, es recomendable proteger estos elementos o utilizar un producto que no emita vapores corrosivos.
    9. Una vez que hemos limpiado los azulejos del baño, es importante revisar que hayan quedado limpios y relucientes como queríamos. Si no es así, simplemente tendremos que volver a repetir el procedimiento.

    Consejos finales

    Si has realizado una obra en casa y tienes polvo flotando en el ambiente durante varios días, es recomendable ventilar la estancia antes de comenzar la limpieza de los azulejos del baño. Además, te aconsejamos seguir los consejos de limpieza y mantenimiento de los azulejos que encontrarás en los siguientes enlaces:

    Siguiendo estos consejos y utilizando los productos adecuados, podrás mantener tus azulejos del baño siempre limpios y en perfecto estado. ¡No dudes en probarlos y disfrutar de un baño reluciente!