Skip to content

Pedir excedencia: el derecho de las personas trabajadoras

Index

    En el mundo laboral, existen situaciones en las que una persona trabajadora necesita tomar un descanso temporal de su empleo. Para ello, el Estatuto de los Trabajadores regula el derecho a solicitar una excedencia, una opción que permite suspender el empleo por un periodo determinado, reservándose el derecho de volver al puesto de trabajo.

    ¿En qué casos se puede pedir una excedencia?

    Las personas trabajadoras pueden solicitar una excedencia en los siguientes supuestos:

    1. Excedencia voluntaria.
    2. Excedencia forzosa.
    3. Excedencia para el cuidado de hijos.
    4. Excedencia para el cuidado de familiares.

    En este artículo nos centraremos en la excedencia voluntaria. Si quieres conocer más sobre las otras modalidades, puedes visitar este enlace.

    Requisitos para solicitar una excedencia voluntaria

    El único requisito que establece el Estatuto de los Trabajadores para solicitar una excedencia voluntaria es contar con al menos un año de antigüedad en la empresa. Este derecho puede ser ejercido por cualquier persona trabajadora, sin importar el tipo de contrato que tenga.

    Sin embargo, es importante tener en cuenta que este derecho solo puede ser ejercido una vez transcurridos cuatro años desde la última excedencia voluntaria. Además, al solicitar una excedencia, la persona trabajadora debe asegurarse de no estar incurriendo en competencia desleal.

    Si deseas más información sobre cómo solicitar una excedencia voluntaria, puedes consultar este enlace.

    Procedimiento para solicitar una excedencia voluntaria

    El Estatuto de los Trabajadores establece un procedimiento específico para solicitar una excedencia voluntaria. La persona trabajadora debe notificar por escrito su solicitud de excedencia, indicando la duración de la misma, es decir, la fecha de inicio y fin.

    La decisión de conceder la excedencia recae unilateralmente en la persona trabajadora, ya que la empresa puede aceptar o denegar la solicitud. En caso de que la empresa deniegue el derecho, la persona trabajadora puede interponer una demanda.

    Es importante destacar que el reconocimiento de la situación de excedencia voluntaria por parte del empresario debe ser expreso y preferiblemente en forma escrita. Si el trabajador solicita la reincorporación o el empresario decide revocar la excedencia antes de la fecha de finalización, se debe realizar por escrito.

    Efectos de la solicitud de excedencia voluntaria

    La solicitud de excedencia voluntaria por parte de la persona trabajadora tiene los siguientes efectos:

    • No extingue la relación laboral.
    • El contrato se considera suspendido.
    • El trabajador tiene derecho a percibir su salario.
    • Se suspende la obligación de cotización por parte del empresario y la persona trabajadora.
    • El tiempo de duración de la excedencia se computa a efectos de antigüedad en la empresa.
    • Al finalizar la excedencia, la persona trabajadora tiene derecho a solicitar la prestación por desempleo, siempre y cuando cumpla con los requisitos establecidos.

    Es importante destacar que, en caso de no respetar la fecha de reincorporación acordada, la persona trabajadora puede ser despedida por causas disciplinarias, perdiendo así su derecho a indemnización. Además, durante la excedencia voluntaria, la persona trabajadora no puede prestar servicios a otra empresa realizando competencia desleal.

    Duración y finalización de la excedencia voluntaria

    La duración de la excedencia voluntaria está limitada por el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores, estableciendo un plazo máximo de hasta cinco años. Sin embargo, este plazo puede ser ampliado mediante convenio colectivo.

    Es importante destacar que la excedencia voluntaria no se puede prorrogar si no está previsto en el convenio colectivo aplicable. Esto impide que la empresa y la persona trabajadora puedan llegar a un acuerdo de prórroga.

    Al finalizar la excedencia, la persona trabajadora debe solicitar su reincorporación antes de que finalice el plazo acordado. En caso contrario, perderá su derecho a la reincorporación preferente.

    Para solicitar la reincorporación, la persona trabajadora debe notificar por escrito a la empresa la finalización de la excedencia y su solicitud de reincorporación al puesto de trabajo. En caso de que no exista una vacante en el mismo grupo profesional, la persona trabajadora conservará su derecho preferente de reingreso en vacantes de categoría similar que se produzcan en la empresa.

    Si deseas más información sobre la reincorporación tras una excedencia voluntaria, puedes visitar este enlace.

    En resumen, la excedencia voluntaria es un derecho regulado por el Estatuto de los Trabajadores que permite a las personas trabajadoras tomar un descanso temporal de su empleo. Para solicitarla, es necesario cumplir con ciertos requisitos y seguir un procedimiento establecido. Durante la excedencia, la relación laboral se suspende, pero se mantienen ciertos derechos y se conserva el derecho preferente de reingreso en la empresa.