Skip to content

¿Qué sucede si te despiden y la empresa decide readmitirte?

Index

    Cuando un trabajador es despedido y posteriormente la empresa reconoce judicialmente que el despido ha sido improcedente, se abre la opción de la readmisión. Esta es una opción común que la ley blinda en caso de que la empresa no se pronuncie al respecto. En este artículo analizaremos los diferentes escenarios y procedimientos que se pueden dar en caso de ejercer la opción de la readmisión.

    I. Readmisión del trabajador tras sentencia de despido impugnado

    Cuando se impugna un despido y se llega a la celebración de un juicio, finalmente se dicta una sentencia. Esta sentencia puede tener tres resultados:

    • Procedente: el despido se ajusta a derecho y se mantienen sus efectos.
    • Improcedente: el despido no se ajusta a derecho y las causas alegadas no han sido debidamente justificadas.
    • Nulo: se alega la vulneración de derechos fundamentales.

    En caso de que la sentencia declare el despido nulo, la empresa estará obligada a readmitir al trabajador y abonarle los salarios tramitación devengados desde el despido hasta la sentencia. En caso de que la sentencia declare el despido improcedente, la empresa tiene la opción de abonar la indemnización máxima legal o, en su caso, readmitir al trabajador y abonar los salarios tramitación devengados. Si el trabajador afectado es miembro del comité de empresa o delegado de personal, la opción entre indemnización y readmisión la ejercerá él mismo, teniendo derecho a cobrar los salarios tramitación devengados independientemente de la opción que escoja. Es importante contar con el asesoramiento de abogados laboralistas expertos en readmisión de trabajadores para comprender las consecuencias de impugnar un despido.

    A continuación, nos centraremos en el escenario en el que el trabajador o representante de los trabajadores obtiene una sentencia de despido improcedente.

    II. Notificación de la sentencia y opción de la empresa

    Una vez notificada la sentencia, la empresa dispone de un plazo de 5 días para comunicar al juzgado la opción que ha decidido tomar, ya sea abonar la indemnización o readmitir al trabajador. En caso de que el empresario opte por la readmisión del trabajador, deberá comunicarlo por escrito en un plazo máximo de 10 días desde la notificación de la sentencia. En esta comunicación deberá indicar la fecha de reincorporación al trabajo, la cual deberá efectuarse en un plazo inferior a los 3 días siguientes a la recepción del escrito. Si optara por abonar la indemnización, la empresa deberá consignar el importe en el juzgado.

    III. Incidente de readmisión

    En caso de que la empresa opte por una de las opciones, se entenderá que opta tácitamente por la readmisión. Para hacer efectiva esta readmisión, el trabajador deberá ejecutar la sentencia en un plazo de 20 días, lo cual dará inicio al incidente de readmisión. Esto sucederá en los casos en los que el despido sea declarado nulo y se ordene la readmisión. En el incidente de readmisión, si la empresa readmite al trabajador, este podrá solicitar la extinción de la relación laboral y finalmente se fijará la indemnización máxima legal correspondiente al abono de los salarios tramitación devengados. Es importante contar con la asistencia de un abogado laboralista en Barcelona, ya que es necesario para la tramitación del incidente de readmisión y la reclamación de la extinción de la relación laboral.

    IV. Salarios tramitación

    En caso de que la empresa opte por la readmisión del trabajador, este deberá ser reincorporado manteniendo las mismas condiciones (antigüedad, salario, categoría, jornada, etc.) y se le deberán abonar los salarios tramitación devengados desde la fecha de notificación de la sentencia hasta la fecha de efectiva reincorporación.

    1. Cálculo de los salarios tramitación: Los salarios tramitación se calculan en base al salario íntegro bruto que el trabajador venía cobrando antes del despido. Este importe deberá cotizar a la Seguridad Social, por lo que la empresa deberá cursar un alta retroactiva.

    2. Importes a descontar en el cálculo de los salarios tramitación: En el caso de la readmisión del trabajador, se deben descontar los periodos en los que el trabajador se encontraba en situación de desempleo, incapacidad temporal, maternidad/paternidad o trabajando en otra empresa. En estas situaciones, la empresa deberá abonar al trabajador las prestaciones recibidas del SEPE y restituirle los derechos para cobrarlas en el futuro. En el caso de que el importe de la prestación por desempleo sea superior al importe de los salarios tramitación, el trabajador deberá devolver la diferencia al SEPE. Además, se deben descontar los periodos de incapacidad temporal, y en caso de tener derecho a complemento de incapacidad temporal, el trabajador podrá reclamar dichas diferencias. También se deben descontar los periodos de maternidad/paternidad en los que se encuentre el trabajador, así como los periodos en los que esté trabajando en otra empresa. En caso de que los salarios tramitación sean superiores al salario que el trabajador cobrará, este cobrará la diferencia en salarios.

    Preguntas frecuentes

    1. ¿Qué sucede si sufro un despido nulo y me readmiten? En este caso, puede interesar iniciar un proceso de extinción de la relación laboral, en el cual el juez fijará una indemnización por el despido y el abono de los salarios tramitación.

    2. ¿Qué sucede si me readmiten y no quiero volver? ¿Puede el trabajador negarse a la readmisión? El trabajador puede negarse a la readmisión ejercitada por la empresa, pero en caso de que la sentencia haya declarado el despido improcedente, dicha negativa se considerará una dimisión, es decir, una baja voluntaria. Esto significa que, en la práctica, el trabajador puede negarse a la opción ejercitada por la empresa y ejercer su derecho a dimitir del puesto de trabajo. En estos casos, el trabajador tendría derecho a cobrar la prestación por desempleo.

    3. ¿Si me readmiten, debo devolver la indemnización? Sí, el trabajador deberá devolverla. Si un trabajador sufre un despido objetivo y recibe una indemnización, y posteriormente el despido es declarado nulo o improcedente y la empresa opta por la readmisión, el trabajador deberá devolver la indemnización recibida.

    4. ¿Qué sucede si el trabajador se reincorpora estando en situación de incapacidad permanente? En estos casos, la empresa está obligada a indemnizar al trabajador, pero puede optar por la readmisión del trabajador, según establece la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

    En resumen, cuando un trabajador impugna un despido y se reconoce judicialmente que ha sido improcedente, la empresa tiene la opción de readmitir al trabajador o abonarle una indemnización. En caso de optar por la readmisión, la empresa deberá cumplir una serie de requisitos y abonar los salarios tramitación devengados. Es importante contar con el asesoramiento de abogados laboralistas expertos en readmisión de trabajadores para comprender las consecuencias y procedimientos que se deben seguir en estos casos.

    Si necesitas ayuda en trámites relacionados con despidos y readmisiones, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestro equipo de abogados laboralistas expertos en Barcelona estará encantado de ofrecerte asesoramiento y asistencia en la tramitación de tu caso.