Skip to content

Reduce tus costos de electricidad y cuida el medio ambiente

Index

    ¿Sabías que ser más eficiente en el uso de la energía no solo te ayuda a ahorrar dinero, sino que también genera empleos y reduce el desperdicio energético en tu hogar? En este artículo, te presentamos 25 consejos prácticos para aumentar la eficiencia energética en tu día a día, tanto en tu hogar como en tu negocio. ¡Sigue leyendo y descubre cómo puedes ahorrar energía de manera eficiente!

    Consejos para hacer tu hogar más eficiente

    Cambia tus bombillas por LEDs

    Una forma sencilla y efectiva de reducir el consumo de energía en tu hogar es cambiar tus bombillas tradicionales por luces LED. Estas bombillas son más eficientes y duraderas, lo que te permitirá ahorrar dinero a largo plazo.

    Lava tu ropa con agua fría

    La mayoría de la energía utilizada por una lavadora se destina a calentar el agua. Al lavar tu ropa con agua fría, no solo ahorras energía, sino que también prolongas la vida útil de tus prendas.

    Sella tu hogar

    Revisa tu hogar en busca de grietas, huecos y filtraciones de aire. Sellando estas áreas y agregando aislamiento, puedes ahorrar hasta un 10% en los costos de calefacción y refrigeración de tu hogar.

    Limpia y reemplaza los filtros regularmente

    Los filtros sucios hacen que los sistemas de calefacción y refrigeración de tu hogar trabajen más duro y durante más tiempo de lo necesario. Limpia y reemplaza los filtros regularmente para mantener tus aparatos funcionando de manera eficiente.

    Utiliza el microondas en lugar de la estufa

    Cuando sea posible, utiliza el microondas en lugar de la estufa para cocinar. El microondas utiliza menos energía y es más eficiente en términos de tiempo de cocción.

    Descongela tu refrigerador y congelador regularmente

    Si el hielo en tu refrigerador o congelador alcanza un grosor de 1/4 de pulgada, es hora de descongelarlos. Mantener estos electrodomésticos libres de hielo garantiza un funcionamiento eficiente.

    Controla la luz natural

    Durante los meses más cálidos, cierra persianas, cortinas y estores en el lado soleado de tu hogar para mantener una temperatura más fresca y reducir la carga de tu aire acondicionado. Durante los meses más fríos, aprovecha la luz solar para calentar tu hogar.

    No mires dentro del horno mientras horneas

    Cada vez que abres la puerta del horno para mirar, la temperatura puede bajar hasta 25°F, lo que hace que el horno consuma más energía para volver a alcanzar la temperatura deseada.

    Aprovecha la luz natural tanto como sea posible

    Utiliza lámparas con sensores de luz o temporizadores para asegurarte de que las luces exteriores se enciendan y apaguen automáticamente según la luz natural disponible.

    Apaga los dispositivos electrónicos cuando no los uses

    No dejes tus dispositivos electrónicos encendidos todo el día. Apaga la computadora, el monitor, la impresora y la máquina de fax cuando no los necesites.

    Ajusta el termostato

    Establece tu termostato a 78°F en verano y a 68°F en invierno. Cada grado adicional de calefacción o enfriamiento aumenta el consumo de energía en un 6% – 8%. Bajar la temperatura del termostato solo hará que tu hogar se enfríe más rápido.

    Aprovecha al máximo tus electrodomésticos

    Los refrigeradores y congeladores funcionan de manera más eficiente cuando están llenos. Si no tienes suficiente comida para llenarlos, puedes colocar botellas de agua u otros objetos para ocupar espacio y mejorar la circulación del aire.

    Utiliza lavavajillas y lavadoras/secadoras por la noche

    Usar estos electrodomésticos durante la noche, cuando la temperatura exterior es más fresca, reduce la carga en la red eléctrica durante las horas pico (de 4 p.m. a 6 p.m.) y disminuye el riesgo de apagones.

    Deja que los platos se sequen al aire

    En lugar de utilizar la función de secado con calor en tu lavavajillas, opta por dejar que los platos se sequen al aire. Ahorrarás energía y prolongarás la vida útil de tu lavavajillas.

    Ajusta la temperatura del refrigerador

    Asegúrate de ajustar la temperatura de tu refrigerador de acuerdo con las recomendaciones del fabricante para evitar un enfriamiento excesivo y el desperdicio de energía.

    No dejes los ventiladores de ventilación de baños y cocinas encendidos más tiempo del necesario

    Reemplaza el aire interior por aire exterior y apaga los ventiladores de ventilación cuando ya no sean necesarios.

    Reemplaza las ventanas

    Si tu hogar tiene ventanas de un solo panel, considera reemplazarlas por ventanas eficientes en términos energéticos o agrega persianas solares o películas tintadas para reducir la transferencia de calor.

    Instala un termostato programable

    Un termostato programable te permite ajustar automáticamente la temperatura de tu hogar según un horario establecido. Esto te ayudará a ahorrar energía cuando no estés en casa.

    Apaga las luces cuando no las uses

    La iluminación representa aproximadamente el 12% de la factura de servicios públicos de una vivienda típica. No dejes las luces encendidas cuando no las necesites.

    No dejes el teléfono móvil enchufado durante la noche

    Solo toma un par de horas cargar completamente tu teléfono móvil. No dejes el cargador enchufado durante toda la noche, ya que esto consume energía innecesaria.

    Apaga el horno unos minutos antes de que termine el tiempo de cocción

    El calor residual del horno continuará cocinando los alimentos sin necesidad de utilizar electricidad adicional.

    Ten cuidado con la ubicación de tus electrodomésticos

    Evita colocar electrodomésticos que generen calor, como lámparas y televisores, cerca del termostato. Esto puede hacer que el termostato detecte una temperatura más alta de la real y haga que tu sistema de calefacción o refrigeración funcione más de lo necesario.

    Vístete apropiadamente según el clima

    En lugar de depender únicamente de tu sistema de calefacción o refrigeración, vístete con ropa adecuada para mantener una temperatura confortable en tu hogar. En invierno, abrígate con ropa cálida y en verano, utiliza prendas más frescas.

    Mantente informado y ahorra energía

    Si quieres estar al tanto de tu consumo de energía y recibir más consejos útiles para ahorrar en tu factura, te invitamos a suscribirte al plan de energía de Direct Energy. Mantente actualizado y toma el control de tu consumo de energía.

    Artículos relacionados

    • 3 formas de mejorar la eficiencia energética en tu hogar
    • Cambia tus bombillas por LED y ahorra energía